983 21 04 39 - 617 65 83 90 raulcastro@icava.org
Incumplir una orden de alejamiento

Introducción ¿Qué es una orden de alejamiento?

Una orden de alejamiento consiste en una resolución adoptada por un Juzgado en la que se impone la prohibición de acercarse a:

  • Una persona o persona determinadas
  • A determinados lugares que frecuente la víctima (domicilio de la víctima, lugar de trabajo, otros lugares que frecuente…)

Esa misma resolución indicará la distancia mínima que deberá mantener el (presunto) agresor con la víctima y demás personas mencionadas en la resolución. Puede imponerse como una medida cautelar o como una pena.

Cuando se dicta una prohibición de acercamiento también se impone una prohibición de comunicación (teléfono, mensajería instantánea o cualquier otro medio idóneo para comunicar) No es una orden de alejamiento propiamente dicha, pero se impone conjuntamente junto a ésta en la misma resolución.

¿Dónde se regula?

Estas medidas aparecen recogidas en el artículo 48, y se imponen como una medida de protección de la víctima (o presunta víctima según el caso) de determinados delitos, siempre que se aprecie algún riesgo.

¿Qué me prohíbe la orden de alejamiento?

Si tienes una orden de alejamiento ten en cuenta que no puedes hacer lo siguiente:

  • Aproximarte a la otra persona a una distancia inferior a la indicada por el Juez.
  • No puedes aproximarte a la vivienda habitual de la víctima, aunque no se encuentre allí en ese momento. Asimismo, según el caso, tampoco puedes acercarte a otros lugares como su lugar de trabajo.
  • No te puedes comunicar con la víctima de ninguna manera. Ni siquiera puedes hacer llamadas perdidas. Si quieres saber como una llamada perdida puede suponer el quebrantamiento de una orden de alejamiento pincha aquí.
  • Aunque resulte obvio, no puedes convivir con la víctima. Esto es especialmente importante en los casos de violencia de género, en cuyo caso tendrán que abandonar el domicilio.

¿Qué pasa si no se cumple con una orden de alejamiento?

Si incumples una orden de alejamiento (o una prohibición de comunicación) te puede pasar lo siguiente: puedes ir a la cárcel.

Así lo establece el artículo 468 del Código Penal, que establece que, para el caso de incumplir una orden de alejamiento se impondrán las siguientes condenas:

  1. Prisión de 6 meses a 1 año si quien quebranta la orden estuviese privado de libertad, o multa de 12 a 24 meses en los demás casos.
  2. Prisión de 6 meses a 1 año si la víctima lo es por violencia de género o doméstica.

¿Cómo se vigila una orden de alejamiento?

Inicialmente, al imponerse una orden de alejamiento lo habitual es que no se imponga ningún medio técnico para vigilar el cumplimiento, y por tanto hace falta que se denuncie expresamente el incumplimiento. También puede ocurrir que la autoridad competente actúe de oficio si al identificar a una persona comprueba que tiene en vigor una orden de alejamiento y que en ese mismo momento la está incumpliendo (por ejemplo por estar a una distancia inferior a la ordenada del domicilio de la víctima)

Ahora bien, hay medios técnicos que posibilitan el cumplimiento de las órdenes de alejamiento. Estos medios, en la práctica, suelen imponerse cuando se aprecia un grave peligro para la víctima o cuando hay incumplimiento de la orden.

Dentro de los medios técnicos existentes, el más habitual es la pulsera telemática. Esta pulsera permite conocer si la persona que tiene la orden la está cumpliendo o no. Si no la está cumpliendo, la víctima recibirá un aviso en un receptor, que se le entrega cuando se ordena el uso de la pulsera, para que pueda ponerse a salvo, y al mismo tiempo dará aviso a la autoridad policial para que acudan inmediatamente al lugar del hecho.

¿Cuánto dura una orden de alejamiento?

En este sentido hay que diferenciar entre si la orden de alejamiento se ha impuesto como una medida cautelar o como parte de la condena.

Si se ha impuesto como una medida cautelar, por ejemplo una orden de protección, la duración de la orden de alejamiento vendrá determinada por la duración del procedimiento judicial. Es decir, la orden terminará en el momento en que el proceso judicial termine (bien sea por Sentencia, sobreseimiento…)

En cambio, si se impone como parte de la condena, la Sentencia que la imponga indicará expresamente la duración de la misma.

 

Si me necesitas, solo tienes que enviarme un mensaje

Política de Privacidad

Los campos marcados con * son obligatorios

Información sobre Protección de Datos

En cumplimiento de lo establecido en la normativa vigente sobre Protección de Datos de Carácter Personal, le informamos que sus datos de carácter personal serán tratados por parte de RAUL CASTRO CABALLERO, en calidad de responsable del tratamiento con la finalidad de gestión de las solicitudes de información que llegan a través del formulario web o redes sociales .La base de legitimación del tratamiento de sus datos es su consentimiento al enviar el presente formulario. Asimismo, le informamos que salvo obligación legal o consentimiento expreso por su parte que  RAUL CASTRO CABALLERO  no va a ceder sus datos a terceras personas.

Usted tiene derecho a obtener confirmación sobre si en RAUL CASTRO CABALLERO estamos tratando sus datos personales por tanto tiene derecho a acceder a sus datos personales, rectificar los datos inexactos o solicitar su supresión cuando los datos ya no sean necesarios como también ejercer los demás derechos recogidos por la normativa de la forma que se explica en la información adicional. Usted puede ejercitar los derechos mencionados en los términos establecidos en la normativa vigente dirigiéndose a RAUL CASTRO CABALLERO, C/ Nuñez de Arce 34, 1º B, tel. 983210439, e-mail:. raul.castro.caballero@icam.es

Asimismo, Usted puede solicitar a los mismos datos de contacto, información adicional detallada sobre nuestra política de protección de datos. Igualmente, podrá consultar nuestra información adicional en nuestra página web: Formularios de info periódica, mediante petición al profesional.