983 21 04 39 - 617 65 83 90 raulcastro@icava.org
Seleccionar página
Estafas en Internet: lo que necesitas saber y 3 consejos para evitar caer en ellas

Estafas en Internet: lo que necesitas saber y 3 consejos para evitar caer en ellas

Estafas en Internet

Las estafas en internet: un (grave) problema actual

Las estafas en internet (o estafas online, cibernéticas, telemáticas… como queramos llamarlas) sean del tipo que sean, constituyen actualmente un grave problema del que nadie está libre, y que en muchas ocasiones tienen consecuencias muy graves. Sólo en el terreno económico (y para que podamos hacernos una idea del impacto que tienen) las estafas en internet tienen como consecuencia la pérdida de muchos millones de euros, lo cual puede llevar a que personas o empresas acaben arruinadas.

¿Qué tipos de estafas online existen?

Son muchos los tipos de estafas online que hoy día existen. Estos son algunos de los tipos existentes:

  1. Phising: consiste en el envío de emails o de mensajes suplantando la identidad de servicios o empresas conocidas (como por ejemplo un banco) para que la víctima acceda a una página web que simula ser legítima, para así poder robar datos personales, credenciales.
  2. Compras online: también son muy comunes las estafas en las compras online. En este caso lo que ocurre es que se compran bienes que nunca llegan a su destinatario.
  3. Pharming: es una variante del phising. En este caso en vez de enviarse emails fraudulentos, lo que hacen los atacantes es aprovechar vulnerabilidades de una web legítima, enlazando a la página web fraudulenta.

¿Qué puedo hacer frente a las estafas en internet?

Consejos para evitar (en la medida de lo posible) ser víctima de una estafa en internet

Hay una serie de pautas que debemos seguir para evitar caer en estafas cibernéticas. En un primer lugar debemos asegurarnos de dos cosas:

  1. Comprobar que la página web utiliza el protocolo https:// (y no el protocolo http://) El protocolo https es un protocolo de internet que, en palabras llanas, tiene como función que nuestros datos permanezcan confidenciales mientras navegamos por un sitio web, algo que el protocolo http no hace.
  2. Asegurarse que la web utiliza un certificado SSL. El certificado SSL es un estándar de seguridad que garantiza que los datos que se transfieren desde el navegador hacia el servidor viajan cifrados

En definitiva, tanto el protocolo https como el certificado SSL tienen por función garantizar que nuestra información permanezca segura.

Pero que se cumplan esas dos condiciones no quiere decir que se esté totalmente a salvo de sufrir estafas online, sino que aún se deben tomar otras medidas como las siguientes:

  1. Si te envían un correo diciendo que tienes que acceder a tu cuenta o pidiéndote información confidencial, nunca hagas caso de ese correo, pues muy probablemente se trate de un ataque de phishing. Los ataque de este tipo más comunes son la simulación de correos de una entidad bancaria, que a su vez contienen enlaces a webs falsas. En estos casos, sobre todo cuando se trata de entidades financieras, suele ser recomendable contactar telefónicamente con la empresa cuya identidad puede haber sido suplantada para no correr riesgos.
  2. Si estás en una página web en la que se vende algo (una tablet, una consola de videojuegos…) y el precio te parece demasiado bajo para ser verdad, pues probablemente tengas razón y no sea verdad. Es decir, si el precio es demasiado bajo, desconfía. Este tipo de estafas es muy habitual hoy en día (en la compraventa de productos de electrónica, venta de entradas para conciertos…)
  3. Si un vendedor te parece sospechoso, intenta buscar opiniones sobre él. No siempre son concluyentes y no siempre es posible encontrar opiniones, pero es una buena manera de averiguar si ese vendedor es confiable o no. Si no encuentras opiniones, o la mayoría de opiniones apuntan a una posible estafa, o si incluso lo que encuentras no te convence, mejor ten prudencia y sal de la página.

 Si quieres obtener más consejos, y más detallados, puedes visitar la página web de la OSI.

Consejos sobre qué hacer cuando ya eres víctima de una estafa en internet

Lo primero que tienes que hacer si sospechas que has sido víctima de una estafa online es denunciar la estafa.

También es muy recomendable asesorarse por un abogado penalista. Un abogado penalista te ayudará en el proceso de denuncia de los hechos, y sobre todo te defenderá a lo largo del procedimiento judicial que, en su caso, se abrirá.

Si te encuentras en esta situación, contacta conmigo y yo te ayudaré durante todo el proceso.

 

 

¿Quieres saber más?

Si quieres saber más sobre las estafas en internet, puedes escuchar el Capítulo 144 del podcast Tertulia Jurídica, en el que tuve la posibilidad de participar…….

Conformidad en el proceso penal ¿Qué es? ¿Qué implica?

Conformidad en el proceso penal ¿Qué es? ¿Qué implica?

Conformidad en el proceso penal

¿Qué es la conformidad en el proceso penal?

La conformidad en el proceso penal es un acuerdo en el que todas las partes que intervienen en el proceso penal (defensas y acusaciones) llegan a un acuerdo sobre la condena o condenas que se impondrán en un determinado juicio penal. En otras palabras, la conformidad es sinónimo de acordar la condena.

¿Cómo se llega a una conformidad?

En términos generales, las conformidades constan de dos fases:

  1. La fase de negociación, en la que se discuten los términos de esa posible conformidad.
  2. La fase de plasmación y ratificación de ese acuerdo

Negociación:

Para llegar a una conformidad lo más habitual es que haya una «negociación» entre todas las partes del procedimiento, lo cual incluye a la defensa y a todas las acusaciones que intervengan (Ministerio Fiscal, acusaciones particulares y acusaciones populares si intervienen)

En esa negociación se hablará e intentará llegar a un acuerdo sobre aspectos tales como:

  1. La condena que se impondrá (este aspecto siempre está presente)
  2. La responsabilidad civil, en aquellos casos en los que ésta se de.
  3. La suspensión de la condena, sobre todo en el caso de que la condena a imponer sea la de prisión.

También suele ser habitual que los abogados de la defensa intenten introducir en esa negociación la suspensión de la condena. Dependiendo sobre todo del Ministerio Fiscal en ocasiones la suspensión entra dentro de esa negociación y otras veces no (aunque ello no implica que posteriormente el Ministerio Fiscal acabe pronunciándose favorablemente a la suspensión)

La negociación puede darse en dos momentos:

  1. Antes de la celebración del juicio
  2. El mismo día del juicio, antes de que se de inicio a las sesiones del juicio oral.

Acuerdo y ratificación del mismo:

Una vez que se ha llegado a un acuerdo entre las partes llega el momento de plasmar ese acuerdo por escrito (si se ha llegado al acuerdo días antes de la celebración del juicio) o verbalmente (si se ha llegado a la conformidad el mismo día del juicio) En el caso de que el acuerdo se plasme verbalmente, en el acto del juicio se reproducirán los términos del acuerdo y éste quedará grabado.

Si se llega a un acuerdo escrito, éste debe ser firmado en todo caso por el Ministerio Fiscal, todos los letrados intervinientes y por el propio acusado.

Ya en la vista oral, tanto si el acuerdo es escrito como verbal alcanzado en ese mismo momento, el Juez oirá los términos del acuerdo, y preguntará al acusado si ratifica la conformidad alcanzada.

¿Qué implica llegar a una conformidad?

Llegar a una conformidad implica básicamente dos cosas:

  1. El reconocimiento de los hechos por parte de la persona que sea investigada o acusada en el proceso penal.
  2. La imposición de una condena atenuada, o la sustitución de una condena por otra menos gravosa (en los casos en que ello sea posible)

El llegar a ese acuerdo de conformidad tiene también como consecuencia (salvo que la condena sea suspendida) que la condena acordada tendrá que ser cumplida. El no cumplir con la condena acordada podrá tener como consecuencia la imputación de un posible delito de quebrantamiento de condena, o la imposición de medidas por responsabilidad penal subsidiaria (por no haber pagado una multa, por ejemplo)

¿Quieres saber más?

Si quieres saber más sobre la conformidad en el proceso penal, puedes escuchar el Capítulo 129 del Podcast Tertulia Jurídica (en el que tuve el placer de participar) en el que se profundiza sobre lo qué es la conformidad y que consecuencias tiene.

Si necesitas los servicios de un abogado penalista, no lo dudes y contacta conmigo.

Si te ha gustado este post, compártelo en tus redes sociales para que más gente pueda verlo y, quizás, servirle de ayuda.

 

 

¿Es delito aparcar en una plaza para personas con discapacidad?

¿Es delito aparcar en una plaza para personas con discapacidad?

Plaza para personas con discapacidad

Ante todo, civismo

Lo primero de todo tenemos que tener en cuenta una cosa, que es que una plaza para personas con discapacidad no solamente satisface un derecho, sino que cubre una necesidad, la necesidad de poder moverse lo más fácilmente posible.

Estas plazas únicamente pueden ser utilizadas por personas con discapacidad, sean conductores o pasajeros, que estén en posesión de la correspondiente tarjeta otorgada por el Ayuntamiento que corresponda y que acredita que esa persona necesita de esa plaza para garantizar su derecho a la movilidad.

Pero por desgracia hay una realidad que no se puede obviar, y es el hecho de que hay personas que de forma totalmente voluntaria e irrespetuosa utilizan esas plazas de aparcamiento sin estar autorizados para ello, con el consiguiente perjuicio que ello conlleva para las personas que sí necesitan de esa plaza. Es aquí donde nos encontramos con excusas tales como «si solo va a ser un minuto» «si voy aquí al lado» etc. En fin, excusas para lo inexcusable.

¿Es delito aparcar indebidamente en una plaza para personas con discapacidad?

El mero hecho de aparcar sin tener la tarjeta que lo permite (¿os acordáis de lo que he dicho del famoso «solo va a ser un minuto»…? no es delito, sino que constituye una infracción administrativa que será castigada con la correspondiente multa (y también puede conllevar la retirada del vehículo)

Es decir, el aparcar sin poseer la tarjeta no es delito, porque no está recogido como tal en el Código Penal.

Pero sí nos podemos encontrar ante un delito precisamente en el caso de que se utilice una tarjeta de discapacitado, bien porque la tarjeta sea falsa (falsedad documental) o porque se utilice una tarjeta auténtica por persona que no está legitimada para ello (artículo 400 bis del Código Penal) estando estos delitos penados con las penas de prisión de seis meses a tres años y multa de seis a doce meses.

¿Quieres saber un poco más?

Si quieres saber un poco más sobre este tema, puedes escuchar el capítulo de Tertulia Jurídica dedicado al uso indebido de las plazas para personas con discapacidad (y en el que tuve el gusto de poder participar). Pincha aquí para acceder al capítulo o simplemente pulsa el botón de reproducir en el reproductor que aparecerá al final de esta entrada.

Y recuerda, una plaza para personas con discapacidad es sólo para personas con discapacidad.

Olvídate de las excusas que he expuesto antes y que son muy comunes, las plazas para personas con discapacidad tienen un objetivo, el de facilitar la movilidad de personas con discapacidad.

Tarjetas Revolving: ¿Qué son y que pasa con ellas?

Tarjetas Revolving: ¿Qué son y que pasa con ellas?

Tarjeta Revolving

¿Qué es una tarjeta revolving?

Vamos a definir lo que es una tarjeta revolving. Una tarjeta revolving es una tarjeta de crédito, pero diferente a las tarjetas de crédito tradicionales.

Cuando usamos una tarjeta de crédito tradicional, las compras que hagamos con ellas se irán acumulando y llegado cierto día (el 5, 10, 15… de cada mes) la entidad financiera que emite la tarjeta gira el recibo y todas las compras que se hayan hecho en el período se pagan de una vez, y sólo se pagan intereses si en este momento no hay dinero en la cuenta corriente. Es decir, pagas intereses por ese dinero que no has devuelto.

En cambio, las tarjetas revolving se caracterizan por lo siguiente:

  •  Cuando se usa la tarjeta se genera una deuda (igual que con las tradicionales) pero esa deuda no se devuelve de una sola vez, sino que se irá devolviendo mediante un sistema de cuotas con un pago mínimo de cada cuota.
  • En cada una de las cuotas siempre van incluidos intereses. Es decir, siempre se pagan intereses.

Esto tiene como consecuencia lo siguiente: si se utiliza de forma habitual esta tarjeta, se corre el riesgo de generar una deuda muy grande. Esto se debe a que al funcionar estas tarjetas mediante un sistema de cuotas los pagos que se hacen con las tarjetas aumentan el importe que hay que devolver a la entidad, lo que puede provocar que esa deuda sea permanente en el tiempo (en el sentido de que se tardaría mucho tiempo en saldarla).

¿Por qué se han vuelto estas tarjetas tan famosas?

El motivo por el que estas tarjetas han sido muy mencionadas en los medios de comunicación es que han surgido muchos litigios respecto a estas tarjetas por los altos tipos de interés que se aplican. En muchos casos, se han venido aplicando un Tipo de Interés Nominal (TIN) y una Tasa Anual Equivalente (TAE) superiores al 25%, tipos de interés que se consideran usurarios por ser muy superiores al «interés general del dinero», y por tanto las cláusulas que imponen esos tipos de interés son nulas.

¿Qué quiere decir que esas cláusulas son nulas? Cuando una cláusula de un contrato (o el contrato entero) es declarada nula, lo que ocurre es que esa cláusula se tiene «por no puesta». Es decir, cómo si nunca hubiese existido. Y la consecuencia directa de la declaración de nulidad es que las partes deberán devolverse todo aquello que hubiesen recibido en virtud de esa cláusula declarada nula (en este caso lo cobrado indebidamente en concepto de intereses).

 

¿Qué puedo hacer si tengo una tarjeta revolving?

Si tienes una tarjeta revolving y te han cobrado intereses abusivos, o si la entidad financiera te ha demandado, no lo dudes y contacta conmigo. Estudiaré tu caso al detalle, y te ayudaré a encontrar la solución más beneficiosa para ti.

¿Quieres saber más? Te recomiendo que escuches el Capítulo 7 del Podcast «Tertulia Jurídica» sobre las tarjetas revolving (y en el que tuve el gusto de participar) Puedes escucharlo en simplemente pulsando en el botón «Reproducir».

 

Si te ha gustado este artículo, no te olvides de compartirlo en tus redes sociales.

Abrir chat
Dime en que puedo ayudarte
👋 Hola
¿En qué puedo ayudarte?

Puedes responderme aquí. Pero si me necesitas urgentemente llámame al 617 65 83 90.